Mareas

y caminas descalza, hacia el fuego, que escondes sola en tu corazón pues el mío ya no es digno de recibir, lo que siempre me ofreciste mis quimeras de felicidad y entusiastas promesas, que nunca escuchaste el brillo en nuestros ojos se va y solo queda tu cuerpo durmiendo a mi lado sólo guardaré, fotos […]

Seguir leyendo